Todas hemos disfrutado alguna vez de alguna noche loca, de esas que confunden, en la que te lo estás pasando tan bien que te dejas llevar. Para levantarte al día siguiente de la mejor manera posible existen una serie de trucos que tenéis que apuntar bien, porque nunca se sabe.

Seguir bebiendo, pero agua. Ya se sabe que el alcohol deshidrata un montón, así que es muy importante rehidratar a nuestro cuerpo dándole de beber durante todo el día. Si no te entra tanta agua siempre puedes recurrir a las tisanas que tan bien sientan al organismo, y zumos naturales ricos en fructosa. Estupendo el Bloody Mary, pero sin alcohol, porque el efecto rehidratante del zumo de tomate es lo mejor que hay.

Bloody Mary Basic

Después de haberle metido semejante paliza al hígado, éste tendrá que trabajar mucho para poder eliminar los excesos de la noche anterior, así que es mejor que sólo comáis los alimentos que el cuerpo os pida.

Pero no sólo nos sentiremos deshidratadas por dentro, sino también por fuera así que hay que procurar mimarse mucho con relajantes baños de espuma, y también embadurnando nuestro cuerpo y nuestro cabello con algún producto hidratante prestando especial atención a los pies. Esto también hará que nos relajemos y nos ayudará a reponernos.

Y aprovechar el estado de letargo en el que seguramente os encontréis postradas para estar tranquilas, sin moveros demasiado, viendo películas en la tele y echando siestecitas. ¡Seguro que al día siguiente os sentiréis mejor!

Fotos | Gtres
En MujerWeb Belleza | Cómo sobrevivir al día después de la gran fiesta