¿Quieres disfrutar de todos los beneficios que ofrecen las relaciones tántricas? Estás en el lugar indicado te las vamos a mostrar sin temor ni tabús para que realmente las veas tal y como son. Pero antes de nada, me parece una buena idea mostrarte que es el sexo tántrico.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico son las relaciones sexuales que aplican las técnicas del tantra para disfrutar de experiencias que la sexualidad tradicional no nos ofrece. El objetivo de este tipo de sexo es conseguir que la energía fluya entre los dos cuerpos. Es impresionante ver como la energía fluye a través de los genitales y se trasporta por todo el cuerpo.

El problema del sexo tántrico es que no es fácil, debido a que necesita de meditación y experiencia para conseguir aprender a dominar la energía y que esta se trasporte por todo el cuerpo. Cuando se consigue un balance equilibrado entre el cuerpo masculino y femenino se pueden vivir experiencias impresionantes. Pero para conseguirlo hace falta practica y paciencia. Sin ambas cosas no se alcanza el máximo placer, de aquí que algunas personas se atrevan a decir que realmente este tipo de sexo no tiene beneficios. (fuente)

Principales beneficios del sexo tántrico

Conexión de los cuerpos: con este tipo de sexo aprenderás a disfrutar de una conexión con tu pareja. Esta conexión es espiritual y psicológica. Esto te permitirá amarte a ti mismo y a tu pareja como nunca lo habías hecho, es decir, te sentirás mucho mejor y mucho más unido a tu pareja.

Aumenta los niveles de salud: gracias a que se aprenden técnicas de respiración, esto hace que el cuerpo tenga más oxígeno. Esto quiere decir que el cuerpo se fortalece y en consecuencia es mucho más fuerte frente a los ataques externos. Se ha demostrado que la gente con una buena espiritualidad son personas que cuentan con una presión arterial mucho más controlada. Esto ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y sobre todo reduce mucho la opción de sufrir ansiedad o estrés.

Ayuda a mantenerse joven: con el sexo tántrico aprenderás a sentirte joven y feliz, de aquí que las personas que tienen la suerte de disfrutar de este tipo de sexualidad siempre tengan un aspecto más joven y casi siempre están felices.

Igualdad entre sexos: el hombre y la mujer en este tipo de relación se presentan como un igual. No hay una posición dominante ya que ambas partes se funden en uno. Esto significa que ambas partes pueden disfrutar del placer, respetarse y amarse. Con este tipo de relaciones los complejos desaparecen para el hombre como para la mujer. Al no existir complejos, ambas partes ambas partes pueden experimentar sin miedo nuevos horizontes. Recuerda, el tantra abre la mente y deja de lado los tabús que nos han hecho creer a lo largo de los años y que realmente no son ciertos.

Disfruta de una satisfacción plena: no hay ninguna otra relación que te permita tener una satisfacción más plena que el sexo tántrico. Con este tipo de sexo ya no volverás a tener la sensación de quedarte a medias. Recuerda, muchas veces se piensa que la mujer es la única que se queda a medias, pero en ocasiones el hombre también se puede quedar a medias. Esto se debe a que el sexo es algo más que genital. En cambio con el sexo tántrico la penetración o la estimulación de los genitales no es lo único que se busca, sino que se busca una conexión real entre ambas partes. Cuando se vive una verdadera experiencia tántrica se puede asegurar que ninguna de las dos partes se queda a la mitad.

Elimina la depresión: como bien sabrás, a pesar de la evolución cada vez sufrimos de más estrés y ansiedad. Un remedio natural y realmente eficaz a la hora de aliviar esas sensaciones es el sexo tántrico. Puedes tener la certeza de que con este tipo de sexo podrás eliminar todo lo que te atormenta, abrirás la mente y te darás cuenta de que la energía fluye para afrontar el futuro con más optimismo.

El sexo como algo sagrado: te puedo asegurar que cuando das el paso de ver el sexo como algo emocional y no físico, las experiencias llegarán a una dimensión mucho más rica. De aquí que una vez más vuelva a repetir que las personas que disfrutar de la verdadera experiencia luego ya no quieran el sexo tradicional de penetración o por lo menos no lo valoren tanto como hasta ese momento.

Placer alargado: gracias a que la penetración no es el principal objetivo, te puedo asegurar que eliminarás tus miedos. Al eliminar los miedos el placer será mucho más duradero, gracias en parte a que podrás tener un mayor control de la eyaculación. Todo esto permite que la energía del cuerpo se pueda repartir en su totalidad y en consecuencia esa energía se pueda convertir en manifestaciones espirituales. Incluso puede ser de gran ayuda a las personas que puedan haber sufrido experiencias traumáticas con el sexo. Es posible porque la experiencia sexual es respetuosa y sagrada.

Con todos estos beneficios te darás cuenta de que la vida es para disfrutarla y podrás ser mucho feliz en el mundo que te rodea. Si todavía no lo has probado, invita a tu pareja y veréis el mundo desde otra perspectiva.