Con la llegada del otoño no sólo cambiamos nuestros hábitos o nuestras prendas de vestir sino que también cambiamos nuestra manera de maquillar; dejamos atrás el fresco colorido y los tonos más oscuros e intensos comienzan a hacer su aparición, los labios saben a vino y las miradas se vuelven más felinas.

Y aunque muchas personas son de la opinión de que no hay maquillajes estacionales lo cierto es que las tendencias y también por qué no, las apetencias son claras. En otoño, por norma general, preferimos dejar de lado los colores más intensos y apostar por los ocres, borgoñas, dorados y marrones, que empiezan a despertar de su letargo.

Una buena manera de sacar partido a los colores más de otoño (y en general menos atrevidos) es inspirándonos en algunas de las vbloggers más activas y con más seguidoras. Reconozco que sacar partido a un marrón o un ocre no es del todo fácil, pero como veréis a continuación no hay nada que no se pueda conseguir combinando bien ciertos tonos.