Seguro que muchas de vosotros ya habréis echado el ojo a una de las últimas novedades de Kiko . Me refiero más concretamente a los Matte Muse Lipstick , una nueva gama de labiales líquidos que pertenecen a una de sus últimas colecciones: Midnight Siren.

Cuando repasar con detalle esta colección he de reconocer que fueron justo estos labiales los que más me llamaron la atención y no pude resistir la tentación de adquirir dos de los tonos que a primera vista me pareciron más bonitos, concretamente el 02 Embellished Peony y el 06 Luxury Sangría .

Matte Muse Lipstick de Kiko: un primer vistazo a su exterior y en su interior

A primera vista el packaging parece a lo que podría ser un esmalte ya que es de un tamaño pequeño y de vidrio. Una vez abrimos el producto descubrimos su aplicador de esponja , más ancho por la punta y más estrecho en el centro, esta forma hace que se adapte bien al labio junto con la ayuda de la punta redondeada para un acabado más preciso y uniforme.

Dsc 0503 Fotor

La textura del producto, cuando lo aplicas sobre los labios, se siente bastante líquida lo que facilita de enorme manera su aplicación de la misma manera que se agradece poder trabajar con precisión sin que se haya secado antes de hora, ya que tarda unos minutos a fijarse del todo.

Por otra parte la intensidad del color es impactante, con muy poco cubre mucho y el color se ve vibrante. Es después de unos minutos cuando se observa el acabado final, un mate cremoso, nada de un mate demasiado seco o en el que se hacen evidentes la pielecitas, aunque eso ya dependerá un poco el estado de nuestros labios.

La intensidad del color es impactante, con muy poco cubre mucho y el color se ve vibrante

En cuanto a los tonos que escogí lo primero que me enamoró fue el 02 Embellished Peony , un rosa afrutado muy intenso y favorecedor que me tiene loquita; y por otro lado me decanté por el 06 Luxury Sangría, 1 Borgoña en toda regla. A continuación podrá ver con más claridad

Kiko2

Durabilidad: ¿pasan la prueba?

Pasados ​​estos minutos de rigor hay que reconocer que el producto se queda fijado , no se mueve ni se corre ni se acumula producto en el horizonte del labio como sucede con algunos labiales en barra, y menos mal porque no soporto que las barras de labios me hagan esto.

La verdad es que me animé con estos labiales no sólo por sus tonos (sí, son atractivos) sino porque cuando los probé en la tienda me pareció que tenían una fijación muy buena, y la verdad es que no me equivoqué.

También he de decir la sensación de confort , ahora bien no como con una barra cremosa, ya sabemos que los acabados mates pueden ser muy bonitos pero en contra tienen que suelen resecar los labios con la incomodidad que esto conlleva.

El precio es de 6,90 euros , una relación calidad precio excelente, y siendo sincera no descarto hacerme con algún otro tono aunque este es su punto más flojo , sólo hay seis tonos.

Compartir