“Los lunares aportan encanto y una elegancia casual de la que nunca me canso”, escribía Christian Dior en su Pequeño Diccionario de la Moda. En sus orígenes, los lunares pertenecían al guardarropa masculino, y solían adornar con su estampado corbatas, pajaritas y pochettes.

A finales de los años 40, Monsieur Dior empezó a utilizar este estampado convirtiéndolo en uno de los protagonistas de su primer desfile celebrado el 12 de febrero de 1947.

Visual Summer Look Heritage Focus

Su famoso New Look solía ir puntuado por estos lunares. Entre todas sus propuestas destacaban el modelo Spring en rosa y blanco; el 8 realizado en twill azul con puntos negros y el Soirée confeccionado con organza azul adornada con lunares blancos.

Pues bien, inspirándose en un estampado hasta ahora reservado para el mundo de la moda, Peter Philips ha creado nuevos acordes tanto en lo relacionado con los efectos como con los colores en cuestión de maquillaje.

Dior Milky Dots Summer 2016 Collection 6

Tonos pastel que recuerdan la suavidad golosa de un milk-shake y que contrastan con los colores vitaminados, y frescos del verano. Dos gamas de tonalidades que se asocian entre ellas para dejar entrever todos sus matices.

El azul cobalto intenso asociado con la ternura de un ocre tirando a rosa; el rojo cereza mezclado con la ligereza de una naranja melón. Las tonalidades del próximo look veraniego resultarán luminosas, y sus texturas suaves y brillantes gracias a la colección Milky Dots.

Comentarios recientes