A todas las que nos gusta maquillarnos y en concreto delinearnos los ojos sabemos lo difícil que puede llegar a ser realizar líneas perfectas, ciertamente es de lo que más hay que practicar antes de conseguir que salgan perfectas. Trucos hay muchos pero ¿son todos igual de eficaces?

Lo cierto es que no, a veces hasta valiéndonos de truquitos el resultado no es tan bueno como esperábamos por ello mismo si nuevas técnicas o trucos nos son revelados y además, funcionan, bienvenidos sean.

El truco último para que nos salgan líneas rectas sin saltos ni curvas es el siguiente, solo debéis seguir estos pasos, coged vuestro delineador de ojos y un espejo compacto que colocaremos sobre la mesa, desde esta perspectiva es mucho más fácil visualizar el párpado móvil y así conseguir una línea bien al ras de las pestañas, y ahora para tener un pulso de acero… ¡anotad el truco! Solo debemos apretar los dedos de los pies (sí por raro que suene) y comenzar a deslizar el eyeliner.

Os preguntaréis qué tiene que ver una cosa con la otra pero es así chicas, apretando los dedos de los pies el pulso de la mano se estabiliza, yo he hecho la prueba y sí que se nota que el pulso se calma, algo que es de gran ayuda a la hora de realizar líneas en los ojos. Aún así tengo que decir que este truco se trataría más de perfeccionamiento más que una técnica de iniciación. Si os animáis a probarlo contadnos qué tal os ha ido.

Fotos | Cordon Press