En junio del 2013, para promocionar su línea de barras de labios la firma Burberry Beauty y el gigante Google llegaron a un acuerdo lanzando los “Burberry Kisses”, una aplicación digital que permitía enviar la huella digital de un colorido beso a otra persona, aunque ésta estuviese en el otro extremo del mundo, a través del smartphone o del iPad.

Después de entrar en la plataforma que os mencionamos (kisses.burberry.com), había que escribir una cartita o un tarjetón personalizado. Luego, para sellar el sobre, había que pintarse los labios y depositar un beso sobre en propio smartphone, justo en la casilla o recuadro que aparecía en la pantalla.

Burberry Kisses Campaigns 01

Al entrar en contacto con la pantalla táctil, la impronta digital del beso era capturada por la tecnología Kiss Recognition, permitiendo que la huella del beso fuese enviada al destinatario que se hubiera elegido. Los modelos ingleses Charlotte Wiggins y Rob Pryor fueron los elegidos para mostrarnos cómo hacerlo.

Cómo es lógico y natural, también se podía elegir la tonalidad de la barra de labios que se quería que apareciese en la pantalla, seleccionando el color que más gustase pudiendo optar entre toda la gama de la línea Burberry Beauty (28 tonos).

Screen Shot

Una vez enviado el mensaje, con beso incluido, también se podía seguir el trayecto del Burberry Kiss enviado como si se tratase de un paquete. Todo gracias a una animación que permitía visualizar su viaje gracias a una serie de panoramas en 3D.

El recorrido de este beso podía ser compartido a través de Google+ o en otras redes sociales. Una experiencia lúdica, que marcaba un antes y un después en lo relacionado con los mensajes de amor o de amistad.