Si hay una base de maquillaje que tiene fama de llevarse bien con las pieles grasas esa es la Doble Wear de Estée Lauder, gracias a que suele proporcionar una alta cobertura y al mismo tiempo permite controlar los brillos.

Ahora la marca amplía la familia con una nueva base, la Double Wear Nude Cushion Stick.
Probablemente se trate de uno de los lanzamientos más interesantes para la nueva temporada en cuanto a bases de maquillaje se refiere ya que esta nueva versión promete tener las propiedades de la Double Wear clásica pero con un acabado nude, como si de una segunda piel se tratase.

Double Wear Nude Cushion Stick Radiant Makeup

El formato será en stick, un formato que tradicionalmente se utiliza para maquillajes en barra, aunque en este caso se tratará de una base líquida que se dispersa a través de una esponja que ayudará a su aplicación y que a la vez se puede quitar para limpiar cada vez que se desee.

Una de sus principales promesas la encontraremos en su acabado, una base que ayudará a crear un efecto de piel perfeccionada, bonita y natural, y es que el efecto máscara y los acabados demasiado evidentes son cosa del pasado.

¿Pero hará falta renunciar a una buena cobertura para lograrlo? Parece que no, al menos Estée Lauder nos promete una cobertura igual de fantástica que el resto de su gama, durará hasta ocho horas y la piel se sentirá mucho más cómoda gracias a los agentes emolientes que incluye, además de aportar luminosidad debido a los difusores ópticos que contiene como perlas doradas.

Estará disponible en 6 tonalidades y la mala noticia es que tocará esperar hasta octubre para poder probarla. Su precio será de 39 euros.