Todos hemos visto las películas de 007 y la imagen que se proyecta en ellas de los casinos, es que son lugares sofisticados donde las mujeres visten vestidos largos de fiesta y los hombre van de smoking.

Sin embargo, esta imagen proyectada por Hollywood es una realidad a medias, ya que efectivamente muchos casinos estipulan que la indumentaria reglamentaria es de coctel, es decir vestido para dama y un traje con corbata para caballero.

Esto si se cumpliera a rajatabla sería justo lo contrario a las tragaperras o Slot Machines en línea, en las que se puede jugar en pijama o como a uno le venga en gana. La realidad es que los casinos buscan que la mayor cantidad de gente entre a sus instalaciones y juegue, por lo que admiten cualquier vestimenta sport sin necesidad de usar el traje, la corbata o el vestido.

Como ejemplo el Gran Casino de Monte Carlo pide traje y corbata para entrar en sus instalaciones pero en la práctica este sólo es necesario para sus áreas VIP más restringidas, el casino de Venecia obliga a los hombres a llevar una chaqueta, el casino de Baden-Baden también exige el uso de chaqueta y corbata.

Aunque generalizar siempre es peligroso, casi todos los casinos a nivel mundial exigen que la vestimenta sea adecuada admitiendo los jeans y pantalones sport y prohibiendo los shorts y pantalones cortos. Respecto al calzado, tanto las zapatillas de deporte como las chanclas están prohibidas en muchos casinos, no así en Las Vegas. Así para los fanáticos del look surfero californiano es mejor jugar en casa en http://www.dadosvirtuales.es, que intentar jugar en un casino europeo y por supuesto más barato que volar a Las Vegas.

En el casino de Madrid se recomienda utilizar chaqueta, en caso de que el cliente no la lleve se le alquilará una.

La conclusión, es que realmente los casinos buscan que sus clientes estén presentables y al mismo tiempo cómodos.