Desde que Kim Kardashian ha dicho que está cansada del contouring, podemos llegar a la conclusión de que ya no es tendencia y hay que buscar nuevas formas de maquillarnos que nos favorezcan. Por esa razón os proponemos que os lancéis al striping que promete hacerse fuerte por ser una técnica sencilla, nada recargada y que tiene pinta de sentar bien a todo el mundo. NO os perdáis en qué consiste.

¿Qué es el striping y cómo lo conseguimos?

13534573 258452737849947 344004191 N

Pues lo mejor de todo es que es una técnica con la que no tendremos que tirarnos una hora dibujando líneas, difuminando, creando claros y oscuros, ni nada por el estilo. Además, ya os voy adelantando, que es la técnica perfecta para este verano.

Striping

Se recomienda en primer lugar echarse la base de maquillaje habitual, o quizá una BB o CC Cream, algo ligero que además ahora, con el calor, es mejor dejar respirar más la piel y no agobiarla mucho.

A continuación, necesitamos unos polvos de sol, polvos bronceadores pero mates que únicamente utilizaremos en las mejillas y en la nariz para crear ese efecto “tocadas por el sol” haciendo hincapié en esas zonas a las que primero ataca el sol. Hay que comenzar aplicando en la parte alta de las mejillas e ir bajando el producto difuminando.

Por último, sólo habría que incorporar bien los polvos a la base con una Beauty Blender en mojado o una brocha, según uséis, de manera que se integren uno y otro producto perfectamente. ¡Y ya está!

13297982 155861874819164 1915614014 N

Vamos, que no puede ser más sencillo y da un efecto buena cara, con un toque de color. Como os decía puede ser una forma perfecta de maquillarse este veranito y aprovechar los polvos de sol mates que seguro que tenéis por ahí, sin brillos de ningún tipo.

Un tutorial