Si estás leyendo esto, seguro que eres aficionada a la tecnología. ¿Quién no? Teléfonos, ordenadores y tabletas han cambiado nuestra vida en pocos años, e invaden todo. Nuestro mundo se ha revolucionado, y con ellos, muchas costumbres. A veces, pienso en mis ojos, han tenido que adaptarse a la era digital, a un ritmo vertiginoso, sin tregua. Enfocamos, fijamos la atención y agudeza visual a distancias diferentes a las del pasado y bajo una iluminación constante. Unos hábitos tan recientes, que me hacen preguntarme por los efectos que puedan tener a largo plazo sobre los ojos; interrogantes que se agudizan más durante esos días en que siento irritación, picor, o el aspecto de mi mirada es cansado y menos limpio que antes.

Sabéis que el cuidado de los ojos me preocupa como para haber escrito en varias ocasiones sobre ello. Os recuerdo una vez más la importancia de acudir al oftalmólogo al menos una vez al año, vigilar el mantener la graduación adecuada, o aplicar el tratamiento que proponga de manera metódica. Aún con todo, y como la vida es una constante evolución, la ciencia nos ofrece nuevas posibilidades, grandes soluciones, a la hora de enfrentarnos a nuestros dispositivos. Os doy unos consejos para que la tecnología digital no deje huella en vuestra mirada y brillo.

Proteger

Prevenir y proteger los ojos frente a los dispositivos electrónicos es la primera medida. Si creéis que no se puede, os equivocáis. Actualmente podéis incrementar las caraterísticas de vuestras gafas con las lentes Eyezen de Essilor, diseñadas para la vida digital que protegen el ojo y reducen la fatiga visual provocada por las pantallas de estos dispositivos.

La tecnología de las lentes Eyezen están diseñadas para mantener los ojos libres de agresiones diarias como la fatiga, visión borrosa, picor, sequedad o enrojecimiento. Entre las ventajas de su uso, la firma asegura que mejoran el contraste, reducen el deslumbramiento, la fatiga visual, ayudan a prevenir el envejecimiento precoz de los ojos y mejoran la legibilidad de los caracteres pequeños. ¿No os parecen motivos suficientes como para comenzar a utilizarlas? Las podéis adquirir desde 159 euros en ópticas que trabajan con Essilor, y su precio puede variar dependiendo de cada graduación concreta. Sin duda, me parece una inmejorable inversión para todos los que trabajamos frente a un ordenador.

Lentes Eyezen Monturas Hook Rhapsody Amarillas

Iluminar

Phyto Cernes Éclat de Sisley es perfecto para mantener una mirada fresca aún en las peores condiciones, porque es un iluminador que ofrece además tratamiento. Acción antiojeras, antibolsas, hidratante, revitalizante y suavizante con la eficacia de maquillaje. ¿Se puede pedir más? Esta fórmula reúne un eficaz tratamiento contra los signos del cansancio en la mirada, porque combate 3 frentes.

  • Lucha contra la insuficiencia circulatoria y linfática que causa las ojeras gracias al extracto de vid roja, flor de árnica y el ginkgo bilobatónico, para proteger, favorecer la microcirculación y el drenaje, fortalecer los vasos cutáneos, calmar y suavizar.

  • Combate la relajación de los tejidos y favorece la reducción de acumulación de grasa, causantes de las bolsas. Para lo que incluye cafeína, extracto peptídico de soja que estimula la síntesis de colágeno mejorando la tonicidad del tejido cutáneo y extracto de cola de caballo, muy tonificante.

  • Hidrata, suaviza y embellece gracias al extracto de zanahoria, aminoácidos, azúcares, alfabisabolol natural y glicerina que revitalizan e hidratan.

Phyto Cernes Éclat, como iluminador, es fundente, flexible y tiene una fórmula cubriente de larga duración compuesta por aminoácidos. Es muy ligero y disimula, y unifica las zonas azuladas producidas por la ojeras. Me parece invisible y como no se apelmaza no produce surcos o acumulación de producto, como ocurre con otros iluminadores que he probado. Una vez aplicado es absolutamente natural, y mis ojeras desaparecen dando a mi mirada un aspecto limpio y fresco.

Sisley Phyto Cernes Eclat

Siempre he tenido los ojos sensibles, por lo que tengo mucho cuidado a la hora de elegir los productos de tratamiento y maquillaje, y os puedo asegurar que éste no me ha producido el más mínimo problema, y me resulta muy confortable, al estar exento de aceites esenciales y perfume.

Otra ventaja a la hora de descongestionar es su presentación, un roll-on metálico que ayuda a masajear y drenar el contorno. Sólo hay que aplicar el producto mediante ligeros toquecitos con el pincel profesional que viene incluido. Si queréis una máxima efectividad, mantened este producto en el frigorífico. A su gama de tonos, beige rosado, melocotón y albaricoque, se acaba de incorporar el 4, beige dorado, y el precio de cada uno es 76 euros.

Embellecer

¿Un toque de máscara y un punto de color? A la hora de elegir una máscara, es fundamental pensar en aquellas que no alteran nuestros ojos, y que durarán horas. Muchas veces el cansancio en el trabajo provoca el gesto instintivo de frotarnos los ojos. Es ahí, donde una mascara fórmula Waterproof cumple uno de sus su cometidos porque evita el desprendimiento de esa molestas partículas de producto que surgen con el paso de las horas, el lagrimeo o una leve humedad.

Una de las que mejor cumple todo esto es Givenchy 
Noir Couture, que con motivo de la estación se viste demanera especial. Inspirada en esta ocasión en las colecciones de la Fashion Week de Tokio, se presenta en un estuche tan bonito como para hacerlo un objeto muy especial. Nicolas Degennes ha querido evocar el refinamiento y belleza de la cultura japonesa vistiendo de alta costura dos productos icónicos, ya que esta mini-serie también incluye Ombre Couture.

Esta máscara intensifica la mirada y gusta a todas las mujeres que conozco y la han probado. Tiene una fórmula de alto rendimiento de que evita que se desprenda o degrade y se mantiene compacta mediante una resistencia infalible contra la humedad, durante horas. Algo muy importante cuando se trata de proteger la mirada. Su precio es 35 euros.

Collection Couture
Ombre Couture

Ombre Couture completa el look cuando queráis lucir un toque delicado de sombra. Tiene textura cremosa, ultrafácil de trabajar, y se presenta en una tonalidad dorada inédita que también se mantiene hasta 16 horas. Su precio es 25,50 euros.

Unos detalles que pese a un día de duro trabajo frente al ordenador, y cientos de miradas a vuestro smartphone, os aseguran unos ojos radiantes, frescos y protegidos.

Más información | Essilor, Sisley, Givenchy

En MujerWeb Belleza | ¿Un iluminador y un tratamiento excepcional en un solo producto? ¡Abre los ojos!, Mis infalibles para cuidar los ojos, párpados y vista como se merecen.